Como ya hemos mencionado anteriormente en otros artículos, la rinoplastia Medellín, es una de las técnicas quirúrgicas estéticas más solicitadas por los pacientes a los cirujanos plásticos, sin embargo, se debe elegir entre el procedimiento abierto o el cerrado antes de ingresar al quirófano.

Aunque los dos tipos de cirugías se caracterizan por ofrecer buenos resultados a quienes desean someterse a este tipo de operación, existen ciertas diferencias entre ellas que pueden hacer que cada una sea la más ideal según el caso particular de cada paciente.

Primero que nada es importante conocer en qué consiste cada uno de estos procedimientos, al igual que si se tratará de una operación para mejorar alguna otra parte del cuerpo, como por ejemplo la cirugía de rejuvenecimiento vaginal.

Por una parte, en la rinoplastia cerrada, se realizan pequeños cortes internos y todo el trabajo y modificación de la nariz se hace sin que se tenga que levantar la piel, mientras que en el caso de la cirugía de nariz abierta, lo que se hace es levantar totalmente la piel que recubre esta parte de la cara, para tener así una vista más amplia de su anatomía.

Los pacientes que buscan someterse a una rinoplastia, normalmente llegan al consultorio con la interrogante de cuál puede ser la mejor alternativa para ellos, o bien, solicitando una de ellas en específico, sin embargo, debemos decir que lo mejor es que permitan que el especialista tome esta decisión, ya que según el tipo de nariz de cada paciente, así como los cambios que se quieran conseguir es que alguna de estas dos técnicas puede ser la más adecuada.

Si desean conocer el resto de la información en torno a este interesante tema, no se pierdan la segunda entrega, y recuerden que si desean realizarse una mamoplastia Medellín, o cualquier otra cirugía plástica, pueden acudir con toda confianza a la clínica del Dr. Jorge Ramírez, quien con gusto les atenderá.