La rinoplastia Medellín es una de las cirugías plásticas que más se practican al año en Colombia. Este procedimiento es, en la mayoría de los casos, únicamente con fines estéticos, aunque también puede ser con fines reconstructivos o médicos, es decir, si se sufre de problemas respiratorios, por ello no debes tomarlo a la ligera. Si has decidido someterte a una cirugía de nariz, debes prepararte adecuadamente los días y las semanas previas para que puedas tener los mejores resultados y un corto periodo de recuperación.

A continuación te daremos una pequeña guía, que es sencilla pero muy útil para que te prepares antes de una rinoplastia, aunque tienes que tomar en cuenta que todos los pacientes deben consultar con su médico sobre cómo prepararse en cada caso en específico, puesto que cada persona es diferente y los procedimientos quirúrgicos son únicos.

Antes de todo, el paso más importante al momento de que decidas someterte a una rinoplastia es consultar con su cirujano plástico todos los pormenores de la intervención. Los pros, los contras, si existe alguna posible complicación, etcétera; entre más información tengas, podrás tomar una mejor decisión, puesto que la información clara y concisa sobre cualquier procedimiento quirúrgico es fundamental para que determines si tanto tú como tu médico comparten los mismos objetivos y saber los resultados que se pueden esperar de manera realista.

Las cirugías estéticas pueden representar un cambio drástico para tu imagen, por ello tienes que explicarle a tu médico cuál es el aspecto ideal que te gustaría lograr. Las fotos en revistas o descargadas de internet son un recurso que les facilitará el proceso; basándose en eso, su cirujano examinará su nariz cuidadosamente y te explicará qué cambios se pueden o no hacer, dependiendo de tu aspecto actual y cuáles son los resultados que debes esperar.

El médico también podrá tomarte fotografías para hacer un modelo 3D de tu rostro y así representar los posibles resultados de la rinoplastia. Todo esto sumado a un análisis detallado de tu salud general y antecedentes médicos, permitirá al cirujano determinar si eres una buena candidata para la rinoplastia.

Además, una consulta preliminar con un médico cirujano es una buena oportunidad para que sepas más acerca de las referencias y el historial profesional del cirujano que hayas elegido para tu rinoplastia Medellín. Algunas preguntas que puedes hacerle durante la consulta son: con qué frecuencia realiza las operaciones de nariz, con qué certificaciones cuenta y con qué frecuencia sus pacientes necesitan una revisión posterior al procedimiento. También puedes aprovechar para conocer las instalaciones y al personal a quienes les confiarás tus sueños de obtener una nueva imagen para tu rostro.

Una vez que conozcas todos los pormenores de la cirugía, las semanas previas a la intervención deben dedicarlas a dejar todo en orden y listo para que no surjan inconvenientes que puedan retrasar la intervención. Durante este tiempo, una recomendación común que hacen los médicos es no tomar aspirina y cualquier otro medicamento que contenga ingredientes activos similares, ya que actúan como anticoagulantes y hacen más probable que existan complicaciones y un largo periodo de recuperación.

Las enfermedades menores como los resfriados o el catarro no son peligrosas en sí, pero pueden causar complicaciones en las cirugías, como la rinoplastia, por ello debes cuidar tu salud y evitar contraer este tipo de enfermedades. En caso de que te contagies, debes informar al respecto al cirujano para que determine si puede llevar a cabo la intervención o debe ser pospuesta.

Por último, asegúrate de tener disponible todo lo que requieras para el periodo de recuperación y estar libre de realizar actividades físicas extenuantes o que puedan afectar tu nariz durante los primeros días posteriores a la cirugía. Es aconsejable que te encargues de este tipo de cosas antes de someterte a la rinoplastia Medellín, puesto que, a pesar de ser un procedimiento anulatorio y con muy bajas posibilidades de complicaciones, es un procedimiento quirúrgico, y como tal requiere de ciertos cuidados posteriores de tu parte.

El día antes de la rinoplastia, lávate la cara con alguna solución antibacteriana para destruir todos los gérmenes de la piel que se pueden contraer en el ambiente y pueden causar infecciones. Evita comer después de media noche, ya que puedes tener náuseas una vez finalizado el procedimiento, dependiendo del tipo de anestesia que se use. Y, por último, trata de dormir bien la noche anterior a la cirugía, para que te sientan descansada y estés preparada para el procedimiento.

El día del procedimiento es una continuación de los preparativos de la noche anterior. Nuevamente debes lavarte bien la cara con una solución antibacteriana para eliminar cualquier microrganismo. No comas nada hasta después del procedimiento, pero en caso de que vaya a ser por la tarde, ingiere alimentos ligeros fáciles de digerir. No utilices ningún producto cosmético ni productos para el cabello antes de la rinoplastia, y para estar cómoda durante el procedimiento, utiliza ropa holgada y de tela suave.

El día que asistas al quirófano, el médico te indicará que debes ir acompañada por un familiar o un amigo, que te acompañe hasta tu casa después del procedimiento, ya que, debido al efecto de la anestesia, no podrás conducir de manera segura una vez que seas dada de alta. También procura que alguien te asista en casa para que puedan apoyarte en realizar tus actividades básicas en los primeros días del proceso de recuperación.

Es muy probable que tengas que permanecer en la cama durante los primeros días del proceso de recuperación y que no puedas hacerte cargo de los quehaceres del hogar; por lo tanto, asegúrate de que las personas que lo cuiden sean atentas, consideradas y responsables.

Para más información de cómo prepárate para una rinoplastia Medellín, agenda una consulta con el Dr. Jorge Hugo Ramírez, quien te asesorará y brindará un servicio integral con los mejores resultados. Con más de once años de experiencia, es considerado uno de los mejores cirujanos plásticos en Medellín. Estamos a tu disposición vía telefónica o por correo electrónico.