Gluteoplastia.

Compartir en:
Rejuvenecimiento Facial

La Gluteoplastia, es un procedimiento quirúrgico diseñado para agrandar la nalga.

La Gluteoplastia, se realiza bajo anestesia general, en una sala de Cirugía, con todos los equipos y el personal que permitan un adecuado monitoreo y evolución de la paciente. En la mayoría de los casos el manejo es ambulatorio o se requiere una sola noche hospitalización.

Los implantes se ubican dentro del músculo para obtener un aspecto natural.

Los riesgos más comunes de La Gluteoplastia son el sangrado y la infección, la apertura de la herida, los hematomas, seromas y problemas de cicatrización.

La Cicatriz se ubica entre ambos glúteos, en la línea media, haciéndose generalmente imperceptible aún para un observador detallado.

Antes de La Gluteoplastia se debe suspender el consumo de anticonceptivos, analgésicos, anti-inflamatorios, y cualquier medicación no autorizada por el Cirujano o el anestesiólogo, incluidas fórmulas homeopáticas y Vitaminas.

El consumo de cigarrillo es una de las contraindicaciones más importantes para operarse, ya que aumenta el riesgo de complicaciones.

El día de la cirugía se debe cumplir con el ayuno que se indica.

Después de la La Gluteoplastia, el baño debe hacerse protegiendo las heridas de la humedad, las heridas siempre deben estar limpias y secas, nunca se debe permanecer en cama por largos períodos, es más seguro realizar pequeñas marchas dentro de la casa y reposar por ratos. Es importante vigilar sangrados, aumentos de volumen o cambios en el estado general y notificarlos al cirujano.

En general es más cómodo descansar y dormir boca abajo, por eso es recomendable, desde una semana antes de Cirugía entrenarse en esta posición, para que sea más fácil en el posoperatorio.

Las medias de presión se utilizan durante una semana y la faja por dos a tres semanas.

Cuando La Gluteoplastia incluye Liposucción en cintura o muslos, la terapia de drenaje linfático y el ultrasonido se inician entre el segundo y tercer día después de cirugía.

Los drenes o pequeños tubos de silicona que se utilizan para eliminar el exceso de líquido de los tejidos, se retiran entre el segundo y tercer día posoperatorio.

La Gluteoplastia requiere una incapacidad aproximada de dos semanas.

El uso de la faja se continua por dos a tres semanas.

Las cicatrices deben protegerse del sol hasta que tengan un color claro similar a la piel vecina, se recomienda el uso de antisolares y geles de silicona.

La actividad sexual puede retomarse entre la tercera y cuarta semana, con progresión lenta y posponiendo cualquier trabajo de glúteos con pesas o contra fuerza hasta los tres meses.

El edema y la inflamación pueden durar dos a tres meses, siendo con el paso de cada día menos notorios, y en general muy leves después de tres semanas.

Si quiere ampliar esta información comuníquese con nosotros al 5208580 o al 3103553244.

Inicio

Compartir en:
Rejuvenecimiento Facial

Deja un comentario